Popular Posts

Mostrando entradas con la etiqueta Educacion. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Educacion. Mostrar todas las entradas

sábado, 22 de abril de 2017

La comprensión comprometida

* * * *
La tendencia actual de lectura hacia los relatos cortos y el lenguaje ordinario tiene muchas causas, pero hay una en particular que nunca se dice, al menos, no con el énfasis y detalle necesario: La falta de comprensión.


domingo, 16 de abril de 2017

Crónicas de un futuro de desempleo masivo

* * * *
Forecast | After the age of mass unemployment: 
Future of Work P7
Predicción para después de una era de desempleo masivo:
El futuro del trabajo - P7
* * * *
Hace cien años, alrededor del 70 por ciento de nuestra población trabajaba en las granjas a fin de producir el suficiente alimento para todo el país. Hoy día, ese porcentaje es inferior al dos por ciento. Gracias a la revolución de la automatización que viene siendo impulsada por máquinas cada vez más capaces y la inteligencia artificial (AI), para 2060, podríamos encontrarnos en un mundo donde el 70 por ciento de los puestos de trabajo de hoy serán manejados por el dos por ciento de la población.

sábado, 15 de abril de 2017

Educación en libertad y responsabilidad

* * * *
Hace ya bastantes años, mi hijo tendría unos 7 u 8 años, salíamos a pasear por la ciudad mientras hablábamos de todo lo que se nos ocurría, y, a veces, correteábamos por las aceras persiguiéndonos el uno al otro.

En una de éstas, me situé junto a un hombre mayor, de unos ochenta y tantos años, que nos observaba circunspecto, y que aprovechando mi cercanía me preguntó conciso: ¿es usted su padre?

– Sí, le contesté dubitativo, esperando tal vez la identificación pertinente.
En lugar de eso, él, ya situado, me comentó, casi como un pensamiento en voz alta:

domingo, 11 de diciembre de 2016

Educación, no religión

* * * *
A la alturas de siglo que estamos sorprende que, cuando se habla de educación, todavía resuenen voces de influencia mediática abogando por la inclusión de la enseñanza religiosa en la educación pública.

Poseidon. En la mitología griega, dios del mar, hijo del titán Cronos y la titánide Rea, y hermano de Zeus y Hades.

viernes, 16 de septiembre de 2016

La educación y la taxonomía de Bloom

 * * * *
Los enfoques pedagógicos actuales que planifican la educación mantienen una dirección que están equivocando la orientación para un desarrollo óptimo de una enseñanza de calidad.


miércoles, 13 de julio de 2016

¿Por qué los niños pueden aprender más de la fantasía que del realismo?

* * * *
Los niños tienen mucho que aprender. Casi podría decirse que este es el propósito de la infancia: Se trata de ofrecer a los niños un tiempo protegido para que puedan concentrarse en aprender así cómo a comunicarse sobre cómo funciona el mundo alrededor de ellos, y lo su cultura valora como importante. Dada la enorme cantidad de información que los niños necesitan absorber, sería prudente que pasaran una mayor cantidad de este tiempo con la mejor protección posible en el estudio serio de las cuestiones y problemas del mundo real ...

Sin embargo, cualquiera que haya pasado un tiempo alrededor de niños pequeños sabe de lo duro que resulta que se centren en los estudios. En cambio, los niños pasan buena parte su tiempo cantando canciones, corriendo y desordenando cosas, ​​es decir, reproduciendo. No sólo sienten una gran alegría por el descubrimiento de la estructura de la realidad a través de juegos exploratorios, los niños (igual que muchos adultos) tienden a sentirse profundamente atraídos por los juegos e historias poco realistas. Ellos pretenden tener poderes mágicos y de superhéroes, e imaginar interacciones con seres imposibles, como sirenas y dragones.

Durante mucho tiempo, padres e investigadores han asumido que estos vuelos de fantasía eran, en el mejor de los casos, una diversión inofensiva, y que tal vez fuese necesario desahogar un poco la fantasía de vez en cuando, pero con ningún propósito real. En el peor, algunos han argumentado que estos eran peligrosas distracciones de la importante tarea de entender el mundo real, o manifestaciones de una confusión poco saludable justo en la barrera entre la realidad y la ficción. Pero el nuevo trabajo en ciencias del desarrollo demuestra que los niños no sólo son perfectamente capaces de separar la realidad de la ficción, sino que, además, una atracción hacia escenarios fantásticos en realidad podría ser útil para su aprendizaje.

Llegué a este perspectiva después de probar algunas formas de enseñar nuevas palabras del vocabulario para niños en edad preescolar con los programas de Head Start, con la esperanza de mejorar en la lucha contra el déficit del idioma entre los niños de niveles socioeconómicos bajos y altos. Para hacer el estudio, mi equipo presentó nuevas palabras de vocabulario en el curso de una actividad de la lectura compartida, y luego se refuerzó aún más el significado de estas palabras en las sesiones de juego guiadas por adultos.

La intervención tuvo éxito, y la comprensión de los niños de las nuevas palabras mejoró entre el antes y después del test. Pero lo más interesante para nosotros fue la diferencia entre los dos grupos de niños de este estudio: aquellos cuyas historias se describían mediante temas realistas, como el cocinar, y aquellos cuyas historias se describían mediante temas fantásticos, como los dragones. Al inicio del estudio, publicado en Cognitive Development, en 2015, los niños sabían menos sobre las palabras desde los libros fantásticos, quizás porque estas palabras eran algo más difíciles. Sin embargo, fuimos descubriendo que el conocimiento léxico de los niños en el transcurso de la intervención y posterior test, sabían tanto de estas palabras como los de las historias realistas. Es decir, los niños ganaron más conocimiento a partir de las historias fantásticas que de los realistas.

Este hallazgo es sorprendente, ya que va en contra de todo lo que sabemos acerca del aprendizaje y la transferencia. Una gran cantidad de literatura psicológica ha demostrado que resulta más óptimo cuanto más similar es el contexto de aprendizaje al contexto en el que la información finalmente se va a aplicar. Esto sugiere con fuerza que los libros realistas deberían haber ayudado a los niños a aprender los significados de las palabras y a realizar informes de manera más precisa en el test posterior. Sin embargo, nuestro estudio demostró exactamente lo contrario: los libros de fantasía, los que eran menos similares a la realidad, permitía a los niños aprender más.

En un trabajo más reciente, nuestro laboratorio ha estado replicando el efecto. Un estudio en curso está encontrando que los niños aprenden mejor nuevos cosas sobre los animales con las historias fantásticas que a partir de las realistas. Otros investigadores, usando una variedad de métodos y medidas, han demostrado que las representaciones de acontecimientos que parecen imposibles pueden ayudar al aprendizaje de los niños. Por ejemplo, los bebés están más dispuestos a aceptar la nueva información cuando quedan sorprendidos, aunque esto viole los supuestos sobre el mundo físico.

¿Qué puede estar pasando? Quizá los niños están más comprometidos y atentos cuando ven que los eventos desafían su comprensión de cómo funciona la realidad. Después de todo, los eventos de estas historias fantásticas no son cosas que los niños puedan ver todos los días, por lo que les llamaría más la atención y de esta manera a aprender más.

Una posibilidad diferente y más rica, es que hay algo en los contextos fantásticos que son particularmente útiles para el aprendizaje. Desde esta perspectiva, la ficción fantástica podría hacer algo más que mantener el interés de los niños, mejor que la ficción realista. Es muy posible que, la inmersión en un escenario en el que tienen que pensar acerca de los eventos imposibles podría involucrar un procesamiento de datos más profundo de los niños, precisamente porque no pueden tratar estos escenarios como lo harían en cualquier otro escenario más realista.

Se deben tener en cuenta todos los eventos con nuevos ojos, preguntándose por si se ajusta a ese mundo de la historia y si podría encajar dentro de las leyes de la realidad. Esta constante necesidad de evaluar una historia podría hacer de tales situaciones particularmente propicias para el aprendizaje.

En un futuro trabajo se investigarán todas estas posibilidades, pero, por ahora, es importante tener en cuenta que nuestros hallazgos podrían tener profundas implicaciones para la educación. Incluso en el “solo" caso de que los niños aprenden mejor en contextos de fantasía, dado que estos contextos les ayuda a prestar más atención, podemos aprovechar este hecho para ayudar a que mejoren los materiales de instrucción en beneficio de todos los niños.

########
Ref. AEON.Magazine, 29 junio 2016
Artículo original: Why kids can learn more from tales of fantasy than realism
Imagen: Pintarest, Fantasy Art.
Autora: Deena Skolnick Weisberg, psicóloga en la Universidad de Pennsylvania.

jueves, 26 de mayo de 2016

Principios de aprendizaje, Hebb, Thorndike y Skinner


* * * *
La teoría Hebbiana describe un mecanismo básico de plasticidad sináptica en el que el valor de una conexión sináptica se incrementa si las neuronas de ambos lados de dicha sinapsis se activan repetidas veces de forma simultánea. Introducida por Donald Hebb, en 1949, es también llamada regla de Hebb, postulado de aprendizaje de Hebb o Teoría de la Asamblea Celular, y afirma lo siguiente:

jueves, 17 de marzo de 2016

Citas y fragmentos de John Dewey

* * * *
«Las metas e ideales que nos mueven se generan a partir de la imaginación. Pero no están hechos de sustancias imaginarias. Se forman con la dura sustancia del mundo de la experiencia física y social.»
* * * *
«El conocimiento no es algo separado y que se baste a sí mismo, sino que está envuelto en el proceso por el cual la vida se sostiene y desenvuelve.»
* * * *

«Llegar a un objetivo es empezar el siguiente.»
* * * *

«La educación es un proceso social, es crecimiento, la educación no es preparación para la vida, sino la vida en sí misma.»
* * * *

miércoles, 16 de marzo de 2016

Teoría de la valoración, de John Dewey

* * * *
Antes de presentar la Reseña de Pablo Aguayo W. sobre la obra "Teoría de la Valoración", de John Dewey, hacer mención al contexto histórico en el que Dewey vivió y a lo que sin duda respondió su pensamiento. He creído apropiado para ello extraer el pequeño, pero acertado resumen, que hace Ángel Manuel Faerna en su ensayo publicado en Quaderns de filosofia i ciència, 36, 2006, pp. 27-39. titulado "Significado y Valor: La Crítica Pragmatista al Emotivismo", que expongo a continuación.

El pragmatismo ha tenido una trayectoria extraña en el panorama filosófico del pasado siglo. Nació de manera casi privada hacia la década de 1870 con Charles S. Peirce, el pensador con menos obra publicada de toda la historia de la filosofía –si lo medimos en términos de la proporción entre sus escritos inéditos y los que llegaron a ver la luz en vida del autor, y aun después.

William James, Charles S. Peirce y John Dewey

lunes, 14 de marzo de 2016

De los Ideales de la Ilustración a la Racionalidad Intersubjetiva

* * * *

En este artículo se realiza un repaso de los Ideales de la Modernidad y de las circunstancias históricas que conllevaron un retroceso en sus aspiraciones emancipatorias. Asimismo, se analizan las consecuencias que los resultados de estos procesos puedan tener en la fundamentación de una enseñanza basada en principios racionales y democráticos.

De los Ideales de la Ilustración a la Racionalidad Intersubjetiva. 
Claves para la enseñanza
por Antonio Calvo

1. Kant y los Ideales de la Ilustración.

Se inician en el siglo XVII una serie de procesos de maduración intelectual que comienzan entonces a configurar el ideal de la conciencia ilustrada como clave de la “salvación” del hombre en el mundo y no fuera de él. Estos procesos irán evolucionando durante un siglo hasta encontrar su culminación socio-histórica, con la Revolución Francesa, y filosófica, con la obra kantiana a fines del siglo XVIII. Lo que la Ilustración busca desesperadamente es poder sacar al hombre de su miseria intelectual y material; de su dependencia de las creencias supersticiosas; de su incapacidad de ejercer la soberanía de su propia conciencia. En la obrita “¿Qué es la Ilustración?”, Inmanuel Kant deja escrito lo siguiente:

La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad. Él mismo es culpable de ella. La minoría de edad estriba en la incapacidad de servirse del propio entendimiento, sin la dirección de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de edad cuando la causa de ella no yace en un defecto del entendimiento, sino en la falta de decisión y ánimo para servirse con independencia de él, sin la conducción de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento! He aquí la divisa de la ilustración.[1]