Popular Posts

Mostrando entradas con la etiqueta Friedrich_Hayek. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Friedrich_Hayek. Mostrar todas las entradas

jueves, 14 de septiembre de 2017

La libertad y el sistema económico (2)

* * * *
La libertad y el sistema económico
Friedrich A. Hayek
  
###### Parte 1 -- Parte 2 ######
- III -

La gran popularidad de que goza hoy la idea de la dirección central en toda actividad económica se explica con facilidad por dos hechos: por una parte, los expertos prometen a la gente mayor bienestar si se "organiza" la industria según lineamientos racionales, y, por otra, que es tan obvio que los fines particulares que cada individuo desea más se alcanzarán por la planeación. Pero si la gente concuerda acerca de la deseabilidad de la planeación en general, sus acuerdos acerca de los fines a los que servirá la planeación tendrán necesariamente que ser reducidos a alguna fórmula general como el "bienestar social", el "interés general", el bien común, mayor igualdad o justicia, etc..." La concordancia sobre tal fórmula general, sin embargo, no es suficiente para determinar un plan concreto, aún suponiendo que todos los medios técnicos nos son concedidos. El hecho, triste pero innegable, es que todas estas fórmulas que se usan con tanta libertad, resultan no tener contenido en cuanto intentamos usarlas como guías en cualquier decisión concreta sobre la planeación económica. Esta implica siempre el sacrifico de unos fines en favor de otros, un balancear los costos y resultados, una elección entre posibilidades alternas; por eso la decisión presupone siempre que todos los diferentes fines se alinean en un orden definido de acuerdo con su importancia, un orden que señala a cada objetivo una importancia cuantitativa que nos dice sacrificando qué de otros fines vale la pena intentarlos y qué precio sería demasiado alto.

La libertad y el sistema económico (1)

* * * *
.Friedrich August von Hayek (Viena, 1899 - Friburgo, 1992) fue un filósofo, jurista y economista de la Escuela Austríaca, discípulo de Friedrich von Wieser y de Ludwig von Mises. Es conocido principalmente por su defensa del liberalismo y por sus críticas a la economía planificada y socialista que, como sostiene en "Camino de servidumbre", considera un peligro para la libertad individual y conduce al totalitarismo. Fue galardonado con el Premio Nobel de Economía en 1974.

##### Parte 1 -- Parte 2 #####

lunes, 6 de febrero de 2017

Los orígenes de la libertad, la propiedad y la justicia, de F. A. Hayek

"Los orígenes de la libertad, la propiedad y la justicia", es el Capítulo 2 del libro de Friedrich A. Hayek, "La Fatal Arrogancia". Su propósito es explicar los desarrollos históricos que han dado lugar a la sociedad actual desde los conocimientos objetivados por las tradiciones y el orden espontáneo, frente a la "arrogante" planificación central del socialismo que cree saber y/o tener toda la información de la sociedad para así dirigirla, por supuesto, con resultados deplorables.

Los orígenes de la libertad, la propiedad y la justicia

Friedrich August von Hayek (1899—1992) 
fue un filósofo, jurista y economista de la 
Escuela Austríaca, discípulo de Friedrich 
von Wieser y de Ludwig von Mises. 
Es conocido principalmente por su defensa 
del liberalismo y por sus críticas a la economía 
planificada y socialista que, como sostiene 
en Camino de servidumbre, considera un 
peligro para la libertad individual que 
conduce al totalitarismo. 
Fue Premio Nobel de Economía en 1974.
La libertad y el orden extenso

Establecido que, en definitiva, fueron la moral y la tradición —más que la inteligencia y la razón calculadora— las que permitieron al hombre superar su inicial estado de salvajismo, parece razonable también situar el punto de partida del proceso civilizador en las regiones costeras de Mediterráneo.

Las posibilidades facilitadas por el comercio a larga distancia otorgaron ventaja relativa a aquellas comunidades que se avinieron a conceder a sus miembros la libertad de hacer uso de la información personal sobre aquellas otras en las que era el conocimiento disponible a nivel colectivo o, a lo sumo, el que se encontraba en poder de su gobernante de turno el que determinaba las actuaciones de todos. Fue, al parecer, en la región mediterránea donde por primera vez el ser humano se avino a respetar ciertos dominios privados cuya gestión se dejó a la responsabilidad del correspondiente propietario, lo que permitió establecer entre las diferentes comunidades una densa malla de relaciones comerciales. Surgió la misma al margen de los particulares criterios o veleidades de los jefes locales, al no resultar posible entonces controlar eficazmente el tráfico marítimo. Cabe recurrir a la autoridad de un respetado investigador (al que ciertamente no se puede tildar de proclive al mercado) que se ha expresado en los siguientes términos: