Popular Posts

Mostrando entradas con la etiqueta Ian_Hacking. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ian_Hacking. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de agosto de 2016

El construccionismo en asuntos humanos

* * * *
El construccionismo en asuntos humanos
por Ian Hacking

Hay un cuerpo sustantivo de trabajo de este tipo [el construccionismo en las ciencias naturales] recientemente se ha atraído una cierta hostilidad, pero eso no es nada comparado con el trabajo sobre los asuntos humanos.

La política, la ideología y el poder son más importantes que la metafísica para la mayoría de los defensores de los análisis de construcción de los fenómenos sociales y culturales. Hablar de construcción tiende a socavar la autoridad del conocimiento y la categorización. Desafía la asunción complaciente de la inevitabilidad de lo que hemos descubierto o de nuestra actual forma de hacer las cosas, no por refutación o proponiendo algo mejor, sino mediante 'desenmascaramiento'.

Un área de atención implica personas: la infancia, el género, la mendicidad de jóvenes sin techo, el peligro, la sordera, el desastre, la enfermedad, la locura, el lesbianismo, la alfabetización, la autoría literaria. Otra son clases de personas: la mujer refugiada, el niño televidente, el sujeto del psicólogo. Hay también conductas, como el homicidio en serie o el delito de cuello blanco, y sentimientos, como la angustia. Tenemos también las estadísticas demográficas y el posmodernismo.

Podemos enfocar la atención sobre estos diversos ejemplos de diferentes maneras. Por ejemplo, la mendicidad de los jóvenes sin techo es un estado; el joven mendigo sin techo, o el clandestino, es una clase de persona o ¿Deberíamos distinguir esta gran variedad de ítem de las clases de entidades inanimadas, tales como el quark, o el conocimiento sobre un tripéptido? ¿Por qué las personas son un caso distinto? Podemos obtener una indicación de la respuesta a partir de la motivación de una gran parte del construccionismo. Los construccionistas están enormemente preocupados por las cuestiones de poder y control. El objeto fundamental del desenmascaramiento es liberar al oprimido, mostrar cómo se usan en las relaciones de poder las categorías del conocimiento.

En los estudios construccionistas se da ampliamente por supuesto que el poder no se ejerce simplemente desde arriba. Las mujeres refugiadas o las personas sordas participan y toman parte en la estructura de poder. Una esperanza del desenmascaramiento es dar a los sordos o a las mujeres refugiadas la capacidad de tomar un cierto control sobre su propio destino apropiándose de las categorías mismas que se les aplican. Yo solía referirme conjuntamente a las clases de personas, las clases de acción humana y las diversas formas de conducta humana mediante la denominación «clases humanas». Una característica importante de las clases humanas es que tienen efectos sobre la gente clasificada, pero también la gente clasificada puede hacerse dueña de la situación. Llamaba a este fenómeno «el efecto bucle de las clases humanas» (Hacking, 1995a). Ahora prefiero hablar de clases interactivas.

La idea fundamental es casi demasiado tonta. Las personas son autoconscientes. Son capaces de conocerse a sí mismas. Son agentes morales potenciales para quienes la autonomía ha sido, desde los días de Rousseau y Kant, un valor central de la cultura occidental. Los quarks y los tripéptidos no son agentes morales y no hay efecto bucle para los quarks. Por eso el construccionismo aplicado a las ciencias naturales era en primera instancia metafísico o epistemológico, respecto a imágenes de la realidad o del razonamiento. Cuando se aplica a las ciencias morales, el interés debe ser ante todo moral. Seguramente los limites se han debilitado con el paso del tiempo. Cada vez se pueden conferir más cualidades morales a lo no humano: especies, bosques, ecosistemas, Gaia. A pesar de todo, el modelo de lo moral te permanece firmemente enraizado en los valores humanos y la capacidad de autoconocimiento.

Aunque muchos construccionistas son guiados por inquietudes profundamente morales, el discurso para todo de la construcción social ha desviado la atención de los asuntos morales. Sin duda esto se debe en parte a un cierto nerviosismo, visible en algunos construccionistas, a la hora de admitir la posibilidad de la idea misma de moralidad. Pero si el objeto del ejercicio es moral, no se deberían tener escrúpulos en decirlo.

#######
Libro: La Construcción Social de qué. Capítulo ¿Qué pasa con las ciencias naturales? Apartado: Asuntos humanos.
Autor: Ian Hacking

martes, 26 de julio de 2016

Representar e intervenir, de Ian Hacking

* * * *
REPRESENTAR E INTERVENIR
por Ian Hacking 

Este libro tiene dos partes. Se puede empezar a leer por la segunda parte, Intervenir. Es acerca de experimentos. Han sido descuidados durante tanto tiempo por los filósofos de la ciencia que lo que se escriba sobre ellos tiene que ser novedoso. Los filósofos comúnmente piensan acerca de teorías.

Representar es acerca de teorías, y por lo tanto es una descripción parcial de trabajos con los que están familiarizados los filósofos. Los últimos capítulos de la parte A les pueden interesar sobre todo a los filósofos, mientras que algunos de la parte B serán más llamativos para alguien con una inclinación científica. Escoja: la tabla analítica de contenido dice qué hay en cada capítulo.

El orden de los capítulos es deliberado, pero no tienen que leerse en ese orden. Los llamo temas introductorios. Esto es lo que literalmente son para mí. Fueron los temas que traté en mi curso anual introductorio de filosofía de la ciencia en la Universidad de Stanford. Por “introductorio” no quiero decir simplificado. Los temas introductorios deberían ser claros y lo suficientemente serios para atraer a alguien para quien resulten novedosos, y también suficientemente abrasivos para sacarles chispas a quienes hayan pensado por años sobre estas cosas.