Popular Posts

Mostrando entradas con la etiqueta Rousseau. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rousseau. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de marzo de 2017

Lecturas de la Teoría Republicana (2)

* * * *
Lecturas de la Teoría Republicana:
El gobierno de la ley y la construcción de la ciudadanía desde la mirada de Maquiavelo, Montesquieu y Rousseau
Por Lorena Schefer



III. Los matices republicanos

A. N. Maquiavelo: El clásico régimen mixto y el pesimismo antropológico

«...en toda república hay dos espíritus contrapuestos: el de los grandes y el del pueblo, y todas las leyes que se hacen en pro de la libertad nacen de la desunión entre ambos...» (Maquiavelo, 2000: 42)

Lecturas de la Teoría Republicana (1)

* * * *
Lecturas de la Teoría Republicana:
El gobierno de la ley y la construcción de la ciudadanía desde la mirada de Maquiavelo, Montesquieu y Rousseau
Por Lorena Schefer


I. Consideraciones iniciales
-«...el régimen más estable será aquel que funde la libertad de la ciudad sobre la libertad de todos los individuos, el que de cabida institucional a la división social y no la resuelva en la dominación de un grupo por otro...» (Hilb, 2002: s/d)
Este breve trabajo pretenderá aunque no sea más que de forma exploratoria, responder a los principios esenciales que hacen y dotan de real importancia a la Teoría Republicana. Para encarar este trabajo, es necesario responder a la pregunta guía ...
Maquiavelo, Montesquieu y Rousseau (Wikipedia)

miércoles, 27 de julio de 2016

El buenismo de Rousseau

 * * * *
Decía Jean-Jacques Rousseau en su obra más famosa, "El contrato social", «El hombre es naturalmente bueno, es la sociedad la que le corrompe.»

Que el ser humano sea bueno por naturaleza es una creencia que a Rousseau le gustaba atribuir al hombre, tal vez porque ansiaba creer en esa bondad. Denotaba así un prístino esencialismo, es decir, la creencia de que toda cosa está hecha de una esencia o sustancia primaría que le hacer ser inequívocamente como es, y en este caso, ese a priori definía una naturaleza característica llamada bondad.

En la segunda parte de su enunciado señala que es la sociedad quien corrompe al hombre, coherente con su creencia en la naturaleza bondadosa, pero imposible de sostener hoy día, ya que es precisamente la sociedad la que en interacción con el individuo y a través de aprendizajes cognitivos, simbólicos y emotivos, lo que permite la individualidad. Así pues, no existe corrupción, sino formación y educación.

También afirmaba Rousseau que, «El hombre ha nacido libre y por doquier se encuentra sujeto con cadenas.»

Que haya nacido libre es otra atribución o característica, supuestamente natural, de las que gustaba creer a Rousseau, que alude al mismo mecanismo de sustanciación o cosificación de una idea en la naturaleza humana, atribuyéndole otra propiedad innata, en este caso la libertad. Todavía no he visto a ningún bebé decidiendo sobre su futuro y, de hecho, son las sociedades las que reconocen, con holgado margen entre ellas, cuándo un individuo es lo suficientemente maduro y formado, considerándolo mayor de edad, para decidir por sí mismo.

Por supuesto que, en el mismo sentido que la primera parte, la segunda parte --cuando señala que nace libre y es la sociedad quien lo encadena--, tan equivocada como la primera. Dado que es la sociedad quien enseña primariamente el concepto de libertad y, tras diversas interacciones político-sociales históricas, propone las posibilidades y los limites al individuo.

Por otra parte, en el plano político decía que, "El que los más sabios gobiernen es el orden mejor y más natural."

Esta afirmación coincide plenamente con la idea de Platón sobre la política. De nuevo el esencialismo le hacía pensar que por el hecho de saber más un ser humano estaría exento de las más bajas condiciones humanas. Su idealismo, igual que le pasaba a Platón, le llevaba a apostar por una clase elitista de "sabios", lo que se denomina sofocracia o noocracia, sin pensar que en la practica deviene en una gobernanza de tipo autoritario y clasista, basado en los privilegios aristocráticos de una clase dominante formada por los mismos sabios.

Paradójicamente, Rousseau señalaba que, "Las ideas generales y abstractas son fuente de los más grandes errores humanos."

En fin, que para ideas generales, y sobre todo abstractas, Rousseau tendría que haber revisado las suyas. No sólo abstractas, sino de un idealismo cosificante ya entonces tan erróneo como viejo. Pese a todo, aún pueden verse ideologías actuales que defienden ilusa o interesadamente lo mismo.

#####
Por Pedro Donaire
-Imagen: Retrato de Jean-Jacques Rousseau a la edad de 41 años, pintado al pastel por Quentin La Tour. Wikimedia Commons
-Imagen: "Du Contrat Social ou Principes du droit politique", El contrato social, en Wikimedia Commons
- Texto de El contrato social en Wikisource.